La ISO9001 y su relación con las Microfranquicias

Compartir

Generalidades

Cualquier modelo de negocio o modelo social, debe tener un sistema que permita orientar todas las actividades hacia el cumplimiento de objetos predefinidos.  Este sistema es el que se conoce como gestión o de administración. Las microfranquicias no son la excepción para su correcto funcionamiento.

En la actualidad hay diversos sistemas de gestión que cumplen con los requerimientos para operar microfranquicias.  Los sistemas de gestión estratégica o Balanced Scorecad es uno de ellos; cuanta con cuatro perspectivas y tiene aspectos importantes que contemplan los efectos en una perspectiva financiera, como resultado de las acciones desarrolladas en las perspectivas de recursos y tecnología, procesos y clientes.

Hay otros sistema de gestión que se basa en la calidad, para ello, toma de base a la norma ISO 9001.  La norma tiene principios importantes entre los cuales se encuentran y se resaltan en el marco de las microfranquicias: Enfoque al cliente, Liderazgo, Enfoque a procesos, Gestión de las relaciones, por mencionar algunas.

De la ISO 9001

Como parte de la estructura de la norma, si lo vemos en cuatro procesos generales tenemos:

  1. Planeación.  Que busca entre otras cosas, proporcionar todo el marco estratégico con directrices, objetivos, indicadores y metas que deberán obtenerse en un tiempo determinado.
  2. Apoyo.  Que contempla todas aquellas actividades que facilitarán la operación de los principales procesos que generan valor a los clientes.
  3. Evaluación del desempeño. Que define los parámetros principales para la evaluación de la eficacia de la gestión, asegurando por medio de auditorias el cumplimiento de requisitos definidos para la operación.
  4. Mejora. Que constantemente incorpora las experiencias al sistema de gestión, buscando continuamente proporcionar mejores productos o servicios a los clientes.

En su nueva versión 2015, la ISO 9001 incorpora aspectos importantes y en algunos casos transversales a la operación del modelo de la microfranquicia, siendo algunos de ellos: el liderazgo, la correcta definición de la organización y su contexto de operación, la gestión de los riesgos y el mapeo de las partes interesadas o stakeholders determinando necesidades y expectativas.

La microfranquicia contiene dos modelos de negocio; el del microfranquiciador o dueño del modelo que “vende” microfranquicias y el del microfranquiciado, que “adquiere” la microfranquicia y comercializa productos o servicios al consumidor o cliente.  Para ambos modelos, deben realizarse los respectivos mapas de procesos que facilitarán la gestión o administración de las microfranquicias.

Aplicación

Por ser un sistema de gestión, proporciona criterios importantes a ser cubiertos y reducir los riesgos en la operación de la microfranquicia.  Se consideran estos aspectos aún más relevantes, cuando los modelos de microfranquicias presentan debilidades en sus mecanismos de control en su operación.

Se puede también combinar el uso de un sistema de gestión de calidad con uno de gestión estratégica.  El Balanced Scorecard, por medio de su tablero de control, facilita la visualización de la estrategia, objetivos, indicares y el cumplimiento respectivo de las metas.

Los modelos de microfranquicias y franquicias no son certificables a la fecha, sin embargo, lograr una certificación de reconocimiento internacional con una ISO9001 para la operación de estos modelos, con mucha seguridad, le proporcionará un valor muy importante al nuevo microfranquiciado que repercutirá en la satisfacción de las expectativas de las partes interesadas, en la cual se encuentra el cliente.